Días Grises y Nubes Negras…

Hace tiempo ya que no pasaba por aquí, no?? 😉

Pero saben una cosa, no es la ocupación y las responsabilidades lo que no deja escribir. Es que para escribir se necesita algo que no todos los días se tiene… es como una impulso demoníaco que te impide pensar en nada más y que te obliga a poner en palabras y errores ortográficos todo los que estas sintiendo. Las ideas se van cargando y cargando hasta que al final se derraman en un vómito verbal que, con la ayuda de Dios, ustedes van a disfrutar.

Continuar leyendo