La Guarida

No importa uno que tan bien acompañado este… siempre que uno esté lejos de “la vida normal”, se va a sentir solo. No hay nada que hacer. Es así y punto. Pero estos días he tenido suficiente tiempo para pensar en eso y me di cuenta de que la frase que tanto critiqué es absolutamente cierta.

“Uno no sabe lo que tiene, hasta que lo pierde”

Continuar leyendo